Home / LEGAL / Proyecto de Inocencia de la California Western School of Law, Sus Raíces, Su Historia y Su Labor.

Proyecto de Inocencia de la California Western School of Law, Sus Raíces, Su Historia y Su Labor.

cip_courthouse Innocence ProjectPor: Alissa Bjerkhoel, Abogada del Proyecto Inocencia de California

Las condenas injustificadas han plagado los Estados Unidos casi desde sus inicios. Las condenas injustificadas documentadas inicialmente en los Estados Unidos se produjeron entre los años 1647 y 1693, cuando más de 36 personas, la mayoría mujeres, fueron ejecutadas a causa de brujería. Sus juicios y ejecuciones se hicieron tristemente conocidos como los juicios de Salem y fueron el producto de la histeria colectiva, falsas acusaciones, y la falta de un debido proceso. Las condenas injustificadas han continuado desde entonces e incluyen casos notables como el de William Marion de Nebraska que fue juzgado y ahorcado por el asesinato de su amigo Jack Cameron en 1887. Jack volvió a aparecer en 1891, haciendo del caso de William Marion la primera ejecución por error documentada en un caso de asesinato donde la víctima estaba, de hecho, con vida.

No hay duda de que hay una gran necesidad de buscar y encontrar prisioneros inocentes en los Estados Unidos. Después de todo, los Estados Unidos encierran a aproximadamente 1 de cada 110 de sus residentes y, mientras que Estados Unidos representa alrededor del 4.4 % de la población mundial, alberga alrededor del 22 % de los presos del mundo. Los estudios estiman que entre el 2.3 % y el 5 % de todos los presos en los Estados Unidos son inocentes. Esto significa que nuestro país tiene entre 50.000 y 100.000 prisioneros inocentes. Más alarmante aun, los estudios indican que el número de personas inocentes en condenas de muerte de la nación son aproximadamente 120 personas.

La organización que fue pionera en ayudar a los condenados injustamente en América del Norte, sirviendo a los Estados Unidos y Canadá, era una organización no lucrativa llamada Ministerios Centurión. Ministerios Centurión fue fundada en 1983 en Nueva Jersey. Su misión de ayudar a los condenados injustamente, cobró fuerza y, en 1992 Barry Scheck y Peter Neufeld fundaron el Proyecto Inocencia en Nueva York.

Debido a la gran necesidad de asistencia a estas personas inocentes, otros proyectos independientes inocencia, empezaron a aparecer en todo el país y formaron la Red de Inocencia. En la actualidad, hay 69 organizaciones de inocencia en la red de los Estados Unidos y en todo el mundo. Estas organizaciones incluyen organizaciones no lucrativas independientes, así como organizaciones afiliadas a las facultades de derecho u otras instituciones educativas, módulos de oficinas de defensa pública, y las secciones pro bono de bufetes jurídicos. Estos proporcionan servicios legales pro bono a la obra y a los condenados injustificadamente, no sólo a la gente inocente de la cárcel y para apoyarlos cuando están libres, sino también para mejorar el sistema de justicia penal a fin de que tales condenas erróneas se pueden prevenir y rectificar. Esta organización es financiada de manera independiente y no recibe fondos del Proyecto Inocencia fundada por Barry Scheck y Peter Neufeld , ni ninguna otra organización inocencia. Estos son financiados en gran parte por subvenciones y donaciones.

El éxito de las organizaciones de la red de inocencia ha sido enorme. Hasta la fecha, hay más de 1,700 exoneraciones a nivel nacional. De ellas, 156 son exoneraciones de condenados a muerte y 337 son exoneraciones obtenidas a través de pruebas de ADN después de la condena. La tecnología de ADN sin duda ha revolucionado el sistema de justicia criminal de la nación y se ha convertido en la técnica más importante para identificar y excluir a los presuntos delincuentes en los casos en que el material biológico se deje en la escena del crimen de manera concluyente. De hecho, de las 337 exoneraciones por ADN, 140 verdaderos autores del crimen han sido identificados a través del ADN. El trabajo de las organizaciones de la red de inocencia, por lo tanto, no sólo es importante para obtener la liberación de los condenados injustificadamente, sino de garantizar la seguridad pública al quitar a los verdaderos autores de las calles.

Sinead McGinley pic_0 Innocence Project
California cuenta con la segunda población en prisión más grande en los Estados Unidos, superada sólo por Texas, por lo que la necesidad de asistencia posterior a la condena es grande. El Proyecto Inocencia de California administra la asistencia a la condenada injustificada en el Sur de California. El Proyecto Inocencia de California fue fundado en 1999 en la California Western School of Law en San Diego, California por Justin Brooks. En promedio, el Proyecto Inocencia de California revisa más de 1,500 reclamaciones de inocencia por año. Las solicitudes de asistencia provienen de los propios reclusos, familiares, abogados, investigadores de la defensa, e incluso a veces la policía y los fiscales.

En la mayoría de los casos, el Proyecto Inocencia de California lleva a cabo una investigación de arriba a abajo en la afirmación del proceso de inocencia. Hay muchas causas para una condena injustificada y esas causas deben ser exploradas en cada caso. Esos problemas incluyen identificaciones erróneas de testigos (22% de las condenas injustificadas), perjurio o acusaciones falsas (56% de las condenas injustificadas), ciencia forense defectuosa o invalidada (el 23% de las condenas erróneas), confesiones falsas (13% de las condenas injustificadas), informantes (15% de las condenas injustificadas), mala conducta del gobierno (47% de las condenas injustificadas), y mala representación legal (el 23% de las condenas injustificadas). Las investigaciones incluyen visitar a los clientes en prisión, hablar con los abogados involucrados, la obtención de informes de la policía y las transcripciones del juicio, visitar la escena del crimen, rastrear a viejos y nuevos testigos, y conseguir ADN u otras pruebas forenses. A lo largo de su existencia, el Proyecto Inocencia de California ha liberado a 20 personas inocentes de la cárcel.

Uriah Courtney Alissa and Justin at press conference

La exoneración más reciente del Proyecto Inocencia de California ocurrió el 23 de noviembre del 2015, cuando el juez William Ryan, de la Corte Superior de Los Ángeles exoneró a Luis Vargas después de 16 años de injusto encarcelamiento por tres violaciones que no cometió. Su condena se basó en la identificación de testigos. Justo antes de ser condenado, Luis se dirigió a la corte, diciendo: “. . . Voy a orar por la misericordia de Dios sobre todos ustedes. . . pero en lo que a mí respecta, en lo que a mí respecta [la] persona [que] realmente cometió estos crímenes verdaderamente podría estar violando a alguien más por ahí, verdaderamente podría estar matando a alguien por ahí.” Tenía razón. Sin el conocimiento de la opinión pública en el momento, un violador en serie metódico conocido como el “El Violador Tear Drop ” estaba cometiendo crímenes extrañamente similares. El Violador Tear Drop cometió más de 30 ataques en la última década, todo dentro de un radio de 1.6 millas de los tres ataques en el caso de Luis. Por desgracia, se necesitaron casi quince años, decenas de asaltos sexuales, y muchos avances en la ciencia del ADN para que cualquiera pudiera ver que Luis estaba diciendo la verdad. En el 2013, el Proyecto Inocencia de California tenía pruebas de ADN realizadas en las pruebas físicas en el caso de Luis. Los resultados de las pruebas de ADN revelaron que Luis no había cometido la violación, pero el “Violador Tear Drop” sí.

Brian Banks football in court 2
El Proyecto Inocencia de California con el cliente Urías Courtney, por desgracia, tuvo una experiencia similar. Él, también, fue condenado injustamente por perpetrar un asalto sexual a una niña en San Diego. Su convicción, como la de Luis, se basó en la identificación incorrecta de testigos. Durante la sentencia, declaró: “Soy un hombre inocente que ha sido acusado injustamente de un crimen por algo que no cometí y que jamás cometería. . . y ahora porque soy yo quien ha sido condenado por este crimen, el atacante real [de la víctima] está en este momento en alguna otra parte. Cada vez que leo un artículo en el periódico sobre una mujer que ha sido atacada me siento triste y deprimido porque no puedo dejar de preguntarme si se trata del mismo hombre que atacó a [la víctima] y es el causante de todo esto. . . Deseo y oro por nosotros para que el hombre que realmente atacó a [la víctima] sea capturado y llevado ante la justicia para que no pueda hacerle daño a nadie más y que ambos podamos encontrar la paz en la justicia que buscamos.” Pasarían 8 años antes que dicha justicia se presentara. En el 2012, después de las pruebas post-condena de ADN en las pruebas biológicas se reveló que era inocente. Además, el ADN identificó al verdadero autor del crimen que había estado cometiendo asaltos similares. En junio 24 del 2013, fue finalmente exonerado por un Tribunal Superior del Condado de San Diego.

California Innocence Project picConvicciones de los clientes del Proyecto Inocencia de California, sin embargo, no fueron producto del testimonio ocular incorrecto. Ken Marsh y Alan Giménez tuvieron mala suerte por presentar ciencia invalidada en sus casos. John Stoll y Timothy Atkins fueron blanco de falso testimonio. Así fue Brian Banks, cuyo caso fue noticia nacional cuando su acusadora por violación admitió que había mentido cuando acuso a Brian de haberla violado en su campus escolar de preparatoria. La acusadora había obtenido un arreglo de $ 1.5 millones por parte del distrito escolar después de haber hecho las acusaciones de falta de seguridad adecuada en el campus. La historia de Brian fue un golpe en el corazón del sueño americano. Un joven y prometedor atleta con nada más que un futuro brillante fue arrojado de repente en las entrañas del sistema de justicia criminal de California. Sus becas completas para ir a la Universidad fueron arrancadas de sus manos y tuvo que completar un GED desde atrás de las rejas. La suerte de Brian cambió drásticamente tras su exoneración. En sólo dos años, Brian continúo su vida ingresando como jugador de futbol profesional con la Liga Unida de Fútbol y más tarde firmó con los Atlanta Falcons de la NFL. También se convirtió en un activista que lucha por hombres y mujeres condenados injustamente y es orador reconocido a nivel nacional. El año pasado, Brian firmó un contrato con éxito para un largometraje, que será una crónica de su vida.

La tragedia que cayó sobre estos individuos es astronómica. No sólo debido a la pérdida de oportunidades, pero también debido a la gran pérdida de tiempo que sufrieron. Michael Hanline, por ejemplo, fue a la cárcel por más de 30 años y fue liberado a sus 60 años después de haber cumplido 36 años por un asesinato que no cometió. Michael tiene el récord de encarcelamiento ilícito más largo en la historia de California. Timothy Atkins fue a la cárcel a los 17 años y fue puesto en libertad después de su cumpleaños número 40. Los clientes del Proyecto Inocencia de California han servido, en promedio, 20 años de prisión antes de obtener finalmente su libertad y estos son sólo la punta del iceberg.

usa-conviction-overturned innocence project

Si desea ayudar al Proyecto Inocencia de California a lograr liberar a hombres y mujeres quienes han sido condenados injustamente y que están presos por delitos que no cometieron, por favor visite www.CaliforniaInnocenceProject.org y haga clic en “Take Action “. Para presentar un caso, haga clic en ” Asistencia Legal”.

Check Also

Supervisors Renew Mental Health Partnership with Brawley Schools

-Editorial The Imperial County Board of Supervisors approved a three-year renewal of the Memorandum of …

Leave a Reply

es_MX
en_US