Home / MEDICINE / El conocimiento nos ayudará a vencer al COVID-19

El conocimiento nos ayudará a vencer al COVID-19

Por: Dr. Elton Gómez, especialista en medicina regenerativa

La primera noticia que tuvimos del coronavirus (COVID19), fue el 14 de enero del 2020, en el sitio de noticias de la ONU, se hablaba de un nuevo virus, que no había sido identificado en humanos antes, 20 días antes de eso, a mediados de diciembre del 2019, se habían reportado 41 “neumonías atípicas” en los hospitales de la ciudad de Wuhan, en china, y una sola muerte por esta causa, la cual ocurrió el día 10 de enero. Haciendo un rastreo epidemiológico, se encontró que estos enfermos habían estado en contacto, eran clientes frecuentes y habían asistido a un mercado “de mariscos de Huanan” que ofertaba animales vivos, de procedencia legal o ilegal, en esa misma ciudad.

A pocos kilómetros de esa ubicación, había un centro de investigación de biología molecular, el cual el mismo mes de enero, pudo identificar el virus causante de esa enfermedad, en menos de 10 días de que surgiera, identificándolo como un virus ARN, grande y pesado (200 nanómetros), con capsula esférica, cubierto de lípidos y con glicoproteínas a manera de prolongaciones, de la familia de los coronavirus, a la cual pertenecen los virus del SARS, la gripe y la influenza, con un grado de contagiosidad de moderado a alto.

Para el día 22 de enero de 2020, el nuevo coronavirus se había extendido a varias provincias con 571 casos confirmados y 17 muertes reportadas, la madrugada del día 23 de enero, las autoridades emitieron un aviso de que todo transporte público seria suspendido, Aeropuerto, metro, y ferrocarril incluido, lo cual produjo un éxodo de más de 300,000 personas, que se encontraban en la ciudad para las festividades del año nuevo chino, conocido hoy como “el éxodo de Wuhan”. La tarde de ese mismo día, ante la estampida de personas que abandonaban la ciudad, por carretera, el gobierno decidió cerrar también las carreteras que salían de la ciudad, periodo conocido como “el encierro”. Después, para el 24 de enero, de realizan encierros similares en otras doce ciudades aledañas, imponiéndose severas medidas para frenar la epidemia, como permisos especiales de trasporte, protocolos especiales de contención y la construcción de hospitales exclusivos para la atención de todos los casos. Los movimientos no fueron reestablecidos con normalidad sino hasta el 17 de marzo del 2020.

Los primeros contagios de personas de otros países, se dieron precisamente por viajeros que se encontraban en China por negocios o placer, y que regresaron a sus respectivos países antes de que las medidas de contención les afectaran, en ese entonces no se sabía mucho sobre el periodo de incubación del virus, y las personas asintomáticas, o con pocos síntomas, que viajaban en avión contagiaron y esparcieron la enfermedad a sus compañeros de viaje y a gente que tuvo contacto con ellos en los aeropuertos así como a sus familiares.

Pronto hubo casos de esta enfermedad en todos los países de Europa, las naciones más golpeadas han sido España e Italia, en zonas pobladas con personas de la tercera edad, con muchas enfermedades crónicas.

Hace pocos días ha habido casos de pacientes más jóvenes, y ocasionalmente sin enfermedades previas, ¿por qué es esto?

El virus COVID19, es un virus de ARN, lo cual lo hace más mutante. Cada paciente que se infecta, le da al virus la oportunidad de mutar, cambiar para adaptarse, lo cual ha dado lugar a varias variedades y a dos diferentes “cepas”: la tipo L y la tipo S, siendo una de ellas, la tipo L la más agresiva, pero de dispersión menor, y la tipo S menos agresiva, pero de más contagiosidad, estas diferencias entre las cepas, hacen que haya una discrepancia entre el comportamiento de la enfermedad en los distintos países, por ejemplo, teniendo muchas más muertes en Italia que en Alemania.

¿Cuáles son las debilidades del virus que podemos aprovechar en nuestro favor?

El virus es pesado: por lo tanto, no puede extenderse por gotas de saliva al hablar, a más de dos metros, o al estornudar a más de diez metros.

Está envuelto en una capa de lípidos: por lo cual una sustancia detergente como el jabón o una solución de alcohol de más del 65% puede destruir su capa de lípidos y dejarlo vulnerable al medio ambiente.

Su tiempo de vida en superficie, aun en condiciones óptimas, no supera las 72 horas, por lo cual los espacios públicos o negocios, pueden abrir esporádicamente en ese periodo.

Al ser un virus de ARN, la inmunidad que produce es más duradera que la de otros virus, por lo cual, si se infecta un paciente y se recupera, puede quedar inmunizado para futuros contactos.

Al ser un virus ARN con una tasa de mutaciones muy alta, y al disminuir la cantidad de contagiados, se reduce la tasa de mutación, lo cual hace que lo más probable es que generara cepas cada vez menos agresivas.

Lo más importante durante esta crisis será ser empático, compasivo y solidario con nuestros semejantes, esto hará que superemos este trago amargo, haciéndonos mejores como sociedad.

Check Also

Medical Tourism in Regenerative Medicine

By: Dr. Elton Gomez, Specialist in Regenerative Medicine Medical tourism has experienced notable growth in …

Leave a Reply

es_MX
en_US