Home / LATEST NEWS / Nuevo informe revela el impacto del COVID-19 en todo el sistema de inmigración de EE. UU.

Nuevo informe revela el impacto del COVID-19 en todo el sistema de inmigración de EE. UU.

WASHINGTON, D.C.— Un nuevo informe publicado esta semana por el Consejo de Inmigración de los Estados Unidos examina los cambios importantes en el sistema de inmigración de EE. UU. A raíz de la pandemia de COVID-19 y los desafíos únicos que la pandemia ha creado para quienes no son ciudadanos y las agencias gubernamentales. El informe, “El impacto del COVID-19 en los no ciudadanos y en todo el sistema de inmigración de los EE. UU.”, Identifica las interrupciones en todo el sistema de inmigración y hace recomendaciones para mejorar la respuesta del gobierno federal.

En los últimos meses, la administración Trump impuso restricciones de inmigración y viajes, y estrictos controles fronterizos. El Congreso aprobó y actualmente está considerando un alivio legislativo con implicaciones para los no ciudadanos. Este informe detalla las acciones recientes y plantea preguntas importantes sobre las implicaciones de estas medidas.

El informe se basa en los cambios en la política y los datos del gobierno federal para analizar el efecto del coronavirus en inmigrantes y no inmigrantes en el extranjero, el procesamiento de inmigración en las fronteras terrestres de EE. UU., La detención de inmigrantes y las prácticas de aplicación, así como la respuesta del Congreso a la pandemia.

Las principales recomendaciones del informe incluyen:

  • Los Estados Unidos deben trabajar para eliminar la burocracia que dificulta que muchos profesionales médicos se muden a los Estados Unidos y contribuyan con sus talentos.
  • La prohibición de los inmigrantes más recientes debería terminarse, ya que es un intento poco velado de implementar cambios drásticos en nuestro sistema de inmigración basada en la familia y no un intento genuino de ayudar a los trabajadores estadounidenses.
  • La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los EE. UU. debe desarrollar de inmediato planes para administrar controles apropiados en la frontera para los solicitantes de asilo y los niños no acompañados, permitiendo el procesamiento seguro de todas las personas de una manera que proteja a los vulnerables y evite la propagación del coronavirus.
  • Los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de EE. UU. deben suspender todos los plazos de comparecencias y extender todos los estatus de no inmigrante durante al menos 90 días más allá de la duración de la emergencia nacional COVID-19. La agencia también debe administrar ceremonias de juramento en línea a los candidatos de naturalización aprobados.
  • El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los EE. UU. debe usar su amplia autoridad para liberar a las personas de la detención en la mayor medida posible mientras continúan sus procedimientos judiciales de inmigración. Para quienes permanecen detenidos, el acceso telefónico a los abogados y familiares de alguien debe ser sólido.
  • ICE debería limitar las acciones de aplicación que ponen a las comunidades en mayor riesgo debido al COVID-19 y alimentar la tubería hacia la detención de inmigrantes mediante la implementación de prioridades de aplicación significativas, como enfatizar la expulsión de los Estados Unidos de personas condenadas por delitos graves y aquellas que son graves amenazas a la seguridad pública.
  • La Oficina Ejecutiva para la Revisión de Inmigración debe suspender todas las audiencias en persona ante los tribunales de inmigración y utilizar tecnología remota hasta que el COVID-19 esté bajo control.
  • El Congreso debe brindar apoyo a las familias de estatus mixto y tomar medidas proactivas para proteger a los inmigrantes cuyo estado está en riesgo debido al COVID-19.

“La administración Trump ha utilizado el brote del COVID-19 para buscar cambios de política restrictivos que ha intentado implementar durante muchos años”, dijo Jorge Loweree, director de políticas del Consejo de Inmigración de Estados Unidos. “Muchos no ciudadanos en todo el país están en primera línea ayudando a sus conciudadanos a combatir esta pandemia, y la inmigración es un elemento crítico de nuestra recuperación económica. El gobierno federal puede y debe hacerlo mejor “.

“Este informe plantea preguntas importantes sobre la respuesta del gobierno a la pandemia del COVID-19 y proporciona información que los encargados de formular políticas deben evaluar sobre las serias implicaciones de las acciones demoradas y la expansión de nuevas restricciones”, dijo Aaron Reichlin-Melnick, asesor político de la Oficina de del Consejo de Inmigración Estadounidense. “A medida que el Congreso considera un alivio legislativo adicional en respuesta a la pandemia y a las solicitudes de la administración de un presupuesto masivo para la aplicación de la ley de inmigración, estas recomendaciones deberían ser centrales para las discusiones de políticas sobre financiamiento, supervisión y reforma de la inmigración”.

Check Also

IID Considers Funding Support of University of California Agricultural Program

-Editorial Agricultural programs geared for the youth is something that gives children knowledge about local …

Leave a Reply

es_MX
en_US