Home / Opinion / LA OTRA PANDEMIA: LAS FAKE NEWS

LA OTRA PANDEMIA: LAS FAKE NEWS

Por: Dr. Elton Gomez, Especialista en Medicina Regenerativa

Circulan en varios medios, pero sobre todo en redes sociales, informes inexactos, medias verdades, mentiras descaradas y bromas sacadas de contexto, además de imágenes falseadas, páginas web clonadas o diseñadas para generar tráfico, imágenes trucadas, audios anónimos y videos desinformativos.

Siempre se han propagado las “fake news”, ya sea por malentendidos, o para llegar o mantener el poder político, de opinión, o el beneficio económico, como, cuando en una tribu el chamán decía que había hablado con “el dios” de la lluvia, y que este le había pedido un sacrificio de una mujer joven, para “hacer llover”, la noticia de que la peste bubónica se trasmitía debido a las moscas y que un determinado tipo de aceite “de rosas” podía curarla, pero con el advenimiento de los medios masivos de comunicación, estos han demostrado el verdadero poder de las “fake news”, como por ejemplo, la emisión de 1938 de “la guerra de los mundos” de H.G. Wells, que fue emitida en formato noticioso, provocando una histeria colectiva intensa en el público, donde personas incluso cometieron rapiña o se suicidaron, para “evitar convertirse en esclavos de los marcianos” el “chupacabras” o la difusión de panfletos, por parte de los nazis de “las profecías de Nostradamus” donde supuestamente se mencionaba a Hitler, y que provocaron que Francia, tierra natal de Nostradamus, se rindiera sin mucho problema ante los nazis.

¿Quiénes son los más sensibles a las “Fake News”? Los que no tienen infraestructura mental o conocimientos, personas con bajo nivel sociocultural, educativo, los jóvenes, que saben usar muy bien la tecnología, pero que no siempre saben usarla constructivamente, los llamados “analfabetas funcionales” que saben leer pero que no comprenden muy bien lo que leen y los miembros de la tercera edad, que no conciben cual podría ser el beneficio de contar una mentira, o no saben discernir entre datos falsos y verdaderos, ya que no están acostumbrados a ello.

¿Por qué pueden llegar a ser en extremo peligrosas? Porque pueden inducir a acciones que conlleven daño a terceros, por desconocimiento o por conocimiento incompleto de los hechos (como la madre de una niña autista, que vio en una revista que el dióxido de cloro curaba el autismo, como no tenía dinero para comprar, busco en Google, una publicación que descalificaba el dióxido de cloro, y después de leer las palabras “el dióxido de cloro es igual al cloralex” obligó a su hija a tomar vasos de cloralex, resultando en la muerte de la pequeña).

¿Cómo podemos protegernos de las “Fake News”? Revisando y analizando cada noticia que nos llegue, que pueda ser sensacionalista, llamativa o incluso fantasiosa, objetivamente, desde el sentido común, cotejando datos de fuentes confiables, y revisando las fechas, y el contexto de los datos, si es un dato demasiado sensacional, catastrófico o demasiado bueno para ser verdad (Bill Gates te regala un millón de dólares, solo por reenviar este correo, un campesino en Rusia descubre por causalidad la fórmula de la inmortalidad, el coronavirus es de origen extraterrestre, el agua calentada en el microondas causa cáncer, este es el secreto para hacer dinero fácil y rápido sin salir de tu casa) probablemente no lo sea.

No culpemos de esto a la tecnología, la tecnología no tiene la culpa, la naturaleza humana si, las redes sociales, son el medio más democrático, pero ahí, la opinión de un ignorante puede llegar a tener el mismo impacto que la de un artículo ganador del premio nobel, piensa antes de compartir.

Check Also

Baja Beach Fest Goes On Without Security Problems

-Editorial The 2022 edition of the ‘Baja Beach Best’ took place with no reported incidents …

Leave a Reply

es_MX
en_US