Home / LEGAL / Juzgado de Menores: El foco está en el bienestar de los niños

Juzgado de Menores: El foco está en el bienestar de los niños

Por: Veronica Henderson, Abogado

La Corte Suprema de California determinó recientemente que un niño puede ser removido de sus padres, incluso si el padre no hizo nada malo. En este caso particular, la menor en cuestión era una adolescente fuera de control que se rehusaba a cumplir con cualquiera de las reglas de su madre. Ella huyó muchas veces, se negó a ir a la escuela y tuvo dos hijos propios a la edad de 17 años. La menor fue removida de su madre, el único padre que tenía, debido a la incapacidad de la madre para supervisar o proteger adecuadamente a la menor, de acuerdo con la ley que permite la remoción en estas circunstancias.

Algunos argumentarían que no es justo que a un padre de familia se le quite su hijo a menos que el padre haya hecho algo malo o haya causado que el menor actúe como lo hizo. Por ejemplo, un padre que usa drogas y luego descuida a un niño parecería alguien digno de que ese menor sea removido de sus manos. Un padre que tiene un menor removido puede perder en última instancia todos los derechos parentales sobre ese menor. En otras palabras, el padre puede perder un derecho fundamental. ¿Qué pasa si el padre ha hecho todo lo que puede hacer?


El caso descrito anteriormente ilustra que el enfoque de la ley de menores es proteger a los niños, no culpar a los padres. Aunque las acciones de los padres son a menudo bajo escrutinio, el sistema de justicia de menores se desarrolló y está diseñado para proteger a los niños, en primer lugar. Los niños no son capaces de protegerse a sí mismos y deben depender de los adultos para nutrirlos adecuadamente y supervisarlos. A veces, un padre carece de la capacidad de proteger a su hijo, sin ser su culpa. Por ejemplo, una enfermedad mental o una discapacidad de desarrollo pueden hacer que un padre no pueda proporcionar atención regular a un menor. En esos casos, un tribunal de menores puede hacer de ese menor un “dependiente”. Una vez que un menor se convierte en dependiente del tribunal de menores, se deben prestar servicios a la familia, en un esfuerzo por fortalecer y reunificar a esa familia. Los servicios pueden incluir: clases para padres, tratamiento de abuso de sustancias, asistencia de vivienda, consejería para niños y planes educativos individualizados para los niños. Los objetivos finales son la preservación de la familia, la reunificación y la permanencia y estabilidad de los niños. Tener niños sanos nos beneficia a todos.

Check Also

How Would Imperial Valley Respond to a Mass Victimization Incident?

-Editorial Salvador Rolando Ramos, 18, killed nineteen students and two teachers and wounded seventeen other …

Leave a Reply

es_MX
en_US