Home / BUSINESS / Gobierno Mexicano irrazonable e inflexible hacia las empresas durante la crisis del coronavirus

Gobierno Mexicano irrazonable e inflexible hacia las empresas durante la crisis del coronavirus

-Editorial

El clamor de los empresarios en México parece no llegar a los oídos del Presidente y su gabinete, la situación es que la contingencia de salud que ocurre en todo el mundo, debido al Coronavirus (COVID-19), está afectando seriamente a todos.

Aunque México ha logrado contener la propagación masiva de infecciones, se espera que se recupere en abril. Lo que no se espera que se recupere en el corto plazo, o sea contenido, es la inminente crisis económica en México debido a la cuarentena.

Los indicadores económicos mostraron signos de una posible recesión, ya que el crecimiento económico fue de -0.1% en el último trimestre de 2019. Esto es en gran parte a la nueva dirección económica que el presidente, Andrés Manuel López Obrador, ha implementado centrando su estrategia en los programas de asistencia social, pero olvidándose de los incentivos empresariales y el hecho de que las PYMEs (pequeñas y medianas empresas) son el motor del crecimiento del país. Según las cifras actuales del Inegi, en México las microempresas (de 1 a 10 empleados) representan el 95.4% del total de las empresas del país, mientras que las pequeñas empresas representan el 3.6% y las medianas el 0.8%

Inevitablemente, con la llegada del CoronaVirus, y los estragos que causó en las bolsas de valores de todo el mundo, obligando al petróleo a bajar su precio a niveles históricos, aumentando aún más la incertidumbre en la solidez de la economía mexicana, que había resentido los efectos de la Guerra Comercial entre Estados Unidos y China, amenazas de impuestos a exportaciones, y una severa reducción en la confianza y la calificación de México como destino de inversiones, ahora el sector empresarial enfrenta una mayor amenaza frente a la pandemia.

Bajo este escenario es que el Covid-19 llegó para agravar la situación, de por sí preocupante para miles de empresas, y millones de familias que dependen de los ingresos que estas generan mediante su trabajo.

El panorama se ha oscurecido aún más con la poca respuesta que ha mostrado el ejecutivo federal, al no anunciar o proponer ningún paquete de rescate, reforma económica o estímulo fiscal que ayude a solventar la situación presente, pero sobretodo la que se avecina.

A diferencia de lo que ha ocurrido a nivel internacional, donde países como Francia, donde el presidente Emmanuel Macron anunció un paquete de rescate de 300 mil millones de euros, asegurando que no permitirá que ninguna empresa cierre a causa de la pandemia. De igual manera, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, decretó el mayor programa de rescate económico de la historia, que consta de dos billones de dólares, incluyendo un apoyo directo de 1200 dólares para personas de bajos ingresos.

Es precisamente el sector empresarial en México quienes han planteado sus preocupaciones debido a la falta de apoyo financiero para las pequeñas y medianas empresas para ayudarlos con la carga de sus gastos y la nómina de sus empleados, ya que no saben cuánto durará esta emergencia de salud. En algunos sectores, como el restaurantero, los propietarios están preocupados por la reducción de sus ingresos a más del 80%, lo que está afectando su capacidad de continuar con sus operaciones comerciales regulares y pagar salarios de los empleados, servicios públicos y las obligaciones fiscales con las que el gobierno les está obligando cumplir.

Los patrones se han visto envueltos en un fuerte dilema, donde si bien desde el sector salud desde hace semanas se recomienda hacer lo posible para cesar las actividades para que sus empleados puedan permanecer y protegerse en sus casas con goce de sueldo, lo cierto es que, al no decretarse oficialmente la contingencia sanitaria por parte de la presidencia, se vuelve muy complicado efectuar esta medida sanitaria, mientras los recibos de luz, agua e impuestos siguen acumulándose.

Así lo señaló el presidente de la Cámara de la Industria de la Transformación (Canacintra) en Mexicali, Eugenio Lagarde Amaya, recalcando que se busca proteger el bienestar de sus empleados, pero que esto debe ir a la par con el apoyo del gobierno federal. Cabe señalar que la Ley Federal del Trabajo establece que en caso de declararse una “contingencia sanitaria”, el trabajador tiene derecho a recibir por lo menos el 50% de su sueldo en un periodo de 30 días.

Por otra parte, desde la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), en un comunicado exhortaron al gobierno federal, y especialmente al Servicio de Administración Tributaria, a dictar una prórroga en cuanto al periodo de declaración de impuestos para los contribuyentes, solidarizándose con los tiempos difíciles que estamos enfrentando, además de cuestionar la falta de estímulos fiscales a las PyMES, en favor del bienestar económico, y la salud de los trabajadores y sus familias en la nación.

Las demandas crecen, la crisis se agudiza conforme pasan los días, los reflectores están puestos sobre el secretario de salud, Hugo López-Gatell, ante las medidas de aislamiento social. No obstante, el escenario en materia económica se está dejando de lado, como si no hubiera una estrecha relación de por medio.

El presidente López Obrador, mantiene su agenda de visitas a diferentes comunidades, mientras pide a los ciudadanos que se queden en casa, sin embargo, no se está atendiendo la enorme brecha que hay en cuanto a las condiciones para que un mexicano promedio pueda quedarse en casa, sin descuidar el sustento de su hogar; ni el de un empresario de poder proteger a sus trabajadores, sin descuidar su fuente de empleo.

 

Check Also

2019-2020 Graduation Rate Report Released

-Editorial The California Department of Education (CDE) has announced the public release of the 2019-2020 …

Leave a Reply

es_MX
en_US