Home / Opinion / El tráfico ilícito de armas en la frontera

El tráfico ilícito de armas en la frontera

Mario Beltrán Mainero

Cónsul para Asuntos Comunitarios y Políticos en el Consulado de México en Caléxico

En México existe una sensación de injusticia con respecto al discurso internacional relacionado con las drogas y el crimen organizado, particularmente por parte de ciertos sectores en Estados Unidos. A veces pareciera que México es el único culpable en la dinámica del narcotráfico norteamericano.

Sí, México produce estupefacientes ilegales, pero ¿quién los consume? Sí, México tiene grupos criminales que generan un alto índice de homicidios en el país, pero ¿de dónde provienen las armas que utilizan?

El tema de la regulación de las drogas es realmente complejo y provoca agitadas discusiones hasta en las mesas de los hogares. Décadas enteras de prohibición acompañadas de una persecución sangrienta en México y de encarcelamiento de pequeños distribuidores en Estados Unidos no han dejado muy buenos resultados. Pero tampoco queda claro si la legalización de las drogas sería benéfica para la sociedad. Apenas se empiezan a sacar las primeras conclusiones de la regulación de la marihuana—una droga “suave”—en estados como Colorado y Washington, y las mismas no son contundentes en sentido alguno.

En cualquier caso, será difícil que México y Estados Unidos legalicen todas las drogas recreativas en el corto o mediano plazo, y también se antoja improbable que la gran demanda estadounidense por ellas disminuya en un futuro cercano.

Lo que sí parece más factible, con respecto al fenómeno de la violencia y el crimen organizado en México, es realizar mayores esfuerzos por frenar la llegada de armas de fuego a territorio mexicano a través de la frontera con Estados Unidos. De acuerdo con la Secretaría de Defensa de México, alrededor del 70% de las armas de fuego que se utilizan en México para cometer delitos violentos proviene del vecino del norte.

En distintas ocasiones en los últimos 10 años, las autoridades mexicanas le han solicitado al gobierno norteamericano bloquear el tráfico ilegal de armas hacia México. Pero sólo hasta ahora esa petición se ha colocado hasta arriba de las prioridades de México en el diálogo con Estados Unidos.

En septiembre del año pasado el Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, pidió formalmente a funcionarios de alto rango en Estados Unidos, incluyendo el Secretario de Estado Mike Pompeo, llevar a cabo una labor más intensa por parte de las autoridades estadounidenses para congelar el tráfico ilícito de armas hacia México. Esto, como reciprocidad ante los grandes esfuerzos mexicanos para contener la migración indocumentada hacia Estados Unidos y como parte de una agenda de cooperación binacional para eliminar la violencia en nuestros países.

El gobierno de Estados Unidos ha respondido de manera positiva y, por lo pronto, ha implementado operaciones de revisión en cuatro puntos del lado estadounidense de la frontera: San Diego-Tijuana, El Paso-Ciudad Juárez, Laredo-Nuevo Laredo, McAllen-Reynosa y Brownsville-Matamoros.

El objetivo no es fácil, ya que los traficantes utilizan distintos métodos para contrabandear las armas hacia México: compartimentos secretos en camiones de carga; envío por túneles localizados en la franja fronteriza; y, sobre todo, tráfico hormiga—mediante el cual miles de personas distintas transportan algunas armas o sus piezas en vehículos particulares.

Para lograr resultados concretos y sustanciales se requerirá de tecnología de punta y de prácticas inteligentes que logren detectar armas de fuego. Pero también será importante que no se obstaculice la entrada a México, ya que el tráfico fluido de personas y vehículos es esencial para las personas y economías fronterizas.

Estamos una vez más ante retos que van más allá de lo nacional, y que sólo se resuelven mediante una cooperación binacional robusta y sensata. México y Estados Unidos tienen mucho qué hacer para debilitar al crimen organizado, sobre todo en México, y únicamente trabajando juntos mejorarán las perspectivas de seguridad de nuestros ciudadanos.

Check Also

Imperial Valley Gears Up for Annual Economic & Energy Summit

-Editorial The Imperial Valley Economic Development Corporation (IVEDC) invites business and community members, along with …

Leave a Reply

es_MX
en_US