Home / BINATIONAL / El T-MEC impulsará la inversión, el crecimiento y una mejor relación bilateral

El T-MEC impulsará la inversión, el crecimiento y una mejor relación bilateral

Por: Ellie Burgueño

Después de una larga espera el T-MEC o USMCA entró en vigor el primero de Julio del presente año. Lo que se veía, incluso, como algo un poco lejos de la realidad, es ahora todo un hecho. Y para sellar el tratado de una forma más personal, el Presidente Donald Trump le extendió una invitación al presidente de México, Andres Manuel Lopez Obrador, a Washington, donde se vieron por primera vez y confirmaron ante el mundo entero el inicio de una relación bilateral, donde se promete habrá más comprensión y oportunidades para los tres países (México, Estados Unidos y Canada) y quienes forman parte de la América del Norte.

Durante el encuentro, vimos a un presidente Trump amable, comprensivo y buen huésped, quien recibió a AMLO con una actitud respetuosa y halagadora, así como un discurso amistoso que, sin duda, nos sorprendió a todos, después de la retórica de odio y un tanto discriminatoria hacia México y hacia todos los paisanos, a quienes en algún momento nombró violadores y traficantes, sin negar que pudiera haber ‘alguno bueno’ entre la multitud. Esto, generó escepticismo entre algunos, sobre todo aquellos quienes no creen que de la nada un presidente cuyo discurso de campaña y de primer término ha sido completamente “anti-inmigrante”, haya dado un giro de 190 grados en dirección opuesta y haya decidido, de la nada, cambiar su actitud de rechazo, por una actitud amistosa y de aceptación.

Dado que esto sucede justo durante la campaña presidencial para la reelección y que, como muchos presidentes lo han hecho, suena más a una estrategia de campaña para ganar votos latinos, será muy difícil creer “hasta no ver”, y probar que el presidente que ha hecho su fortuna haciendo alianzas, amistades y estrategias en diferentes lugares del planeta, incluyendo México, particularmente nuestra Mega-Región donde, según la historia, se cuenta que el actual presidente de los Estados Unidos encabezó un proyecto para construir tres torres de súper lujo  con un proyecto llamado “Trump Ocean Resort” cerca de Rosarito, Baja California, a menos de una hora de distancia de San Diego, California y cuyo proyecto fracasó, lo que el magnate llamaría un desarrollo tipo Los Cabos, Baja California Sur, tenga buenas intenciones.

El presidente Andrés Manuel López Obrador, palabras más palabras menos, antes de viajar a Washington a su encuentro con su homólogo estadounidense, Donald Trump, para la firma e inicio del nuevo tratado trilateral de libre comercio, llamado ahora T-MEC, Tratado Comercial México-Estados Unidos-Canadá, aseguró que en la reunión de ninguna manera permitiría el mínimo agravio a la soberanía de la nación.

Ahora, aparentemente, podemos decir con franqueza y satisfacción que López Obrador cumplió con el mandato de la Constitucional de respetar y hacer respetar la soberanía de la Nación.

“Usted nunca ha buscado imponernos nada”, afirmó Andrés Manuel al dirigirse cara a cara a su homólogo, Donald Trump, para luego rematar su intervención con esta frase que lo dice todo: “la historia nos enseña que es posible entendernos sin prepotencias, estamos unidos pese a los agravios del pasado”.

Por otro lado y a pesar de que muchos medios de comunicación han atacado fuertemente al actual mandatario de los Estados Unidos, me atrevo a decir que, después de leer su libro “El Arte del Trato” (The Art of the Deal), pienso que, aunque Donald Trump viene de ser un empresario exitoso, con múltiples fracasos en su pasado, de los que se ha sabido levantar, también tiene un lado humano que quizás quiera dar a conocer, pero que se ha escondido tras una imagen de poder y arrogancia que ha decido tomar para mantener a sus seguidores, pero también es un político sin experiencia quien posiblemente se ha dejado guiar y dirigir por sus asesores políticos directos y quien ha aprendido de prueba y error durante su mandato, por lo que, probablemente , haya cambiado de parecer y haya decidido hacer las cosas de manera diferente después de la pérdida de más 100,000 vidas a causa del COVID-19,  personas con nombre y apellido que, sin duda, serán muy extrañadas.

Personalmente creo que todos tenemos el derecho de cambiar, o como dice el dicho “es de sabios cambiar de opinión”.

Recordemos también que, a través de la historia, desde 1909, se han celebrado 85 reuniones entre los Presidentes de México y Estados Unidos, de las cuales 55 fueron bilaterales; 8 en el marco de reuniones trilaterales y 22 en foros multilaterales.  De las reuniones bilaterales, 24 se celebraron en México y 31 en los Estados Unidos.

En un año electoral y antes de las elecciones en los Estados Unidos, se han celebrado 19 reuniones entre líderes de ambos países.

Entre los presidentes mexicanos que han mantenido reuniones con sus homólogos estadounidenses que buscan la reelección se encuentran: Felipe Calderón, quien se reunió con Barack Obama en abril y junio de 2012; Vicente Fox, con George W. Bush en enero y marzo de 2004; Carlos Salinas de Gortari, con George H. W. Bush en febrero, julio y octubre de 1992, cuando se firmó el TLCAN; Miguel de la Madrid, con Ronald Reagan en mayo de 1984; Luis Echeverría, con Richard Nixon en junio de 1982; Adolfo López Mateos, con Lyndon Johnson en septiembre de 1964; y Adolfo Ruíz Cortines, con Dwight Eisenhower en marzo de 1956.

En la reunión en Washington el presidente Donald Trump afirmó: “La relación entre Estados Unidos y México nunca ha sido tan estrecha; nuestros dos triunfos presidenciales se centraron en dar a las personas el poder nuevamente.”

Trump dijo que la relación entre ambos países se basa en el respeto mutuo. Tambien mencionó que el T-MEC es el mejor acuerdo comercial que se haya hecho y está agradecido por la colaboración que México tuvo durante las negociaciones.

Por su parte, el presidente López Obrador dijo que este acuerdo comercial es un triunfo para las tres naciones y para su gente.

“Norteamérica es una de las regiones más poderosas del mundo, pero tiene uno con los mayores déficits comerciales,” mencionó el presidente mexicano.  “Este nuevo acuerdo busca revertir eso mediante la integración de nuestras economías para que podamos recuperar la presencia económica que hemos perdido en las últimas cinco décadas.”

El T-MEC es el acuerdo comercial más grande, justo y equilibrado jamás negociado y contiene disposiciones innovadoras para ayudar a aumentar la competitividad económica mundial como región, hacer crecer la economía y apoyar los empleos estadounidenses, incluidos los de manufactura y agricultura.

Además, el T-MEC o USMCA incluye disposiciones innovadoras para abordar el comercio digital, los servicios, las pequeñas empresas y más, que protegerán la ventaja competitiva entre Estados Unidos, México y Canada, en tecnología e innovación.

Tras la reunión en Washington, ambos presidentes celebraron el encuentro, y manifestaron que esta primera visita a La Casa Blanca obedece a las necesidades económicas derivadas de la entrada en vigor del T-MEC, el cual se ha calificado por expertos y economistas como un gran logro en beneficio de México, Estados Unidos y Canadá.

Check Also

Calexico City Budget Continues On a Positive Trend Direction

-Editorial The Calexico City Council reviewed a presentation by City Manager Miguel Figueroa and Finance …

Leave a Reply

es_MX
en_US