Home / ENTERTAINMENT / El Departamento de Justicia presenta una demanda antimonopolio contra Live Nation-Ticketmaster

El Departamento de Justicia presenta una demanda antimonopolio contra Live Nation-Ticketmaster

-Editorial

El Departamento de Justicia, junto con 30 fiscales generales estatales y de distrito, presentó una demanda civil antimonopolio contra Live Nation Entertainment Inc. y su subsidiaria de propiedad absoluta, Ticketmaster LLC, por monopolización y otras conductas ilegales que obstaculizaban la competencia en la industria del entretenimiento en vivo. La demanda tenía como objetivo restablecer la competencia en la industria de los conciertos en vivo, ofrecer mejores opciones a precios más bajos para los fanáticos y abrir las puertas de los lugares para músicos en activo y otros artistas intérpretes o ejecutantes.

Presentada en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York, la denuncia alegaba que Live Nation-Ticketmaster ejerció ilegalmente un poder de monopolio en violación de la Sección 2 de la Ley Sherman. Según la demanda, los fanáticos de la música en los Estados Unidos se vieron privados de la innovación en la venta de entradas y obligados a utilizar tecnología obsoleta mientras pagaban precios más altos por las entradas en comparación con los fanáticos de otros países. Además, las acciones de Live Nation-Ticketmaster impactaron negativamente a los artistas, lugares y promotores independientes, sofocando la competencia y creando barreras para las empresas rivales.

El Fiscal General Merrick B. Garland declaró: “Alegamos que Live Nation se basó en una conducta ilegal y anticompetitiva para ejercer su control monopólico sobre la industria de eventos en vivo en los Estados Unidos a costa de los fanáticos, artistas, promotores más pequeños y operadores de lugares. El resultado es que los fans pagaron más en honorarios, los artistas tuvieron menos oportunidades de tocar en conciertos, los promotores más pequeños quedaron excluidos y los lugares tuvieron menos opciones reales para los servicios de venta de entradas. Es hora de disolver Live Nation-Ticketmaster”.

La Fiscal General Adjunta Lisa Monaco enfatizó el compromiso del Departamento de Justicia de combatir la mala conducta corporativa, destacando que la conducta anticompetitiva perjudicaba a los consumidores, trabajadores y empresas. “La denuncia de hoy alega que Live Nation-Ticketmaster participó en una conducta anticompetitiva para consolidar su dominio en el mercado de conciertos en vivo y actuar como guardián de toda una industria”, dijo.

El Fiscal General Adjunto Interino Benjamin C. Mizer reiteró el compromiso del Departamento con la competencia en toda la economía, incluida la música en vivo. “Como alega nuestra denuncia, Live Nation-Ticketmaster monopolizó los mercados de conciertos y otros eventos en vivo a expensas de los fanáticos, lugares y artistas de todo el país. El Departamento se enorgullece de presentar este caso para restablecer la competencia en esta industria”, afirmó.

El Fiscal General Adjunto Jonathan Kanter, de la División Antimonopolio del Departamento de Justicia, describió la industria de la música en vivo en Estados Unidos como quebrada debido al monopolio ilegal de Live Nation-Ticketmaster. “Nuestra demanda antimonopolio busca romper el monopolio de Live Nation-Ticketmaster y restaurar la competencia en beneficio de los fanáticos y artistas”, agregó.

La denuncia detalla las prácticas de exclusión de Live Nation-Ticketmaster que mantuvieron sus monopolios en las promociones de conciertos y los mercados primarios de venta de entradas. El modelo de negocio “flywheel” de la compañía captó honorarios e ingresos de los fanáticos de los conciertos y patrocinios, utilizó esos ingresos para asegurar acuerdos de promoción exclusivos con artistas y firmó acuerdos exclusivos de venta de entradas a largo plazo con lugares, perpetuando el ciclo. Esta conducta creó más barreras para que los rivales compitieran.

Las acusaciones específicas incluyeron explotar su relación con Oak View Group para evitar la competencia, tomar represalias contra posibles participantes y lugares que trabajan con rivales, bloquear lugares en contratos exclusivos y adquirir competidores para eliminar amenazas. El dominio de Live Nation-Ticketmaster restringió el acceso de los artistas a lugares clave y obstaculizó la entrada de nuevas promociones y competidores en la venta de entradas.

Live Nation Entertainment Inc., con sede en Beverly Hills, California, se describió a sí misma como la “compañía de entretenimiento en vivo más grande del mundo”. Poseía o controlaba más de 265 salas de conciertos en América del Norte y generaba más de 22 mil millones de dólares en ingresos anuales a nivel mundial. Ticketmaster LLC, también con sede en Beverly Hills, era la empresa de venta de entradas para conciertos más grande de Estados Unidos, significativamente más grande que su competidor más cercano.

Check Also

Former President Trump Injured in Campaign Rally Shooting, One Dead and Two Critically Injured

-Editorial In an event that has sent shockwaves across the nation, former United States President …

Leave a Reply

es_MX
en_US