Home / BUSINESS / Brenda Estrada, una mujer de negocios impulsada por la fe y la visión

Brenda Estrada, una mujer de negocios impulsada por la fe y la visión

-Editorial

-Su negocio, Nana’s Kitchen, une a una familia e inspira a una comunidad.

Proverbios 31:25 – “Ella está vestida de fortaleza y dignidad y ríe sin temor al futuro.”

El versículo bíblico se puede encontrar debajo del letrero de Nana’s Kitchen en su restaurante ubicado en 502 W. Aten RD. en Imperial, California.  La fe en Dios y la familia es el motor para ellos ya que han superado obstáculos a lo largo de su vida y han sido bendecidos con el éxito y el apoyo de sus clientes quienes disfrutan de su delicioso menú.

El versículo es lo que inspira a Brenda Estrada y sus socios comerciales, su mamá Carmen Núñez y su hermano Héctor Núñez, cada día a seguir adelante y seguir trabajando para lograr sus metas y planes de crecimiento. Como líder en el negocio familiar, Brenda tiene una visión para el futuro y ciertamente la cumplirá.

Con tantas incertidumbres en nuestro mundo, es muy fácil dejarse llevar por el miedo y la preocupación en lugar de la fe.  La seguridad de nuestros hogares, nuestros hijos y nuestros seres queridos puede consumir a cualquiera hasta el punto de que las personas se asustan demasiado para correr riesgos y se preocupan por lo que pueda deparar el futuro.

Brenda, la propietaria de Nana’s Kitchen, comparte su amor por la cocina mexicana fresca y auténtica con su comunidad en Imperial. Una mujer de familia y buen corazón, felizmente casada con Alfredo Estrada, actual jefe de Bomberos del Condado de Imperial, y madre de dos hijos, que no solo ha cumplido su sueño de abrir un restaurante, sino que también sirve a su comunidad con dedicación.

Además de ser miembro del Consejo de la Cámara de Comercio Regional del Valle Imperial, Brenda también es miembro activo del Club Kiwanis, MANA de Valle Imperial y Spread the Love Charity.

Las personas no se inspiran haciendo lo ordinario o en cumplir con las expectativas. Están inspirados por el esfuerzo, la creatividad y el sacrificio necesarios para superar lo que creían posible.

Brenda es todo eso y, con el tiempo, se ha ganado el respeto de muchas personas que se han inspirado en su testimonio y liderazgo. Tanto jóvenes como mujeres la ven como la persona que aspiran a ser algún día.

Brenda cree en el servicio por encima de sí misma. Lo cual significa reconocer que todos somos iguales y debemos ayudar a los demás en cualquier momento, cada vez que podamos, sin esperar nada a cambio, ya que es la forma más elegante de vivir una vida que valga la pena.

Tiene el corazón de una guerrera y el espíritu de una líder servidora. Es la agilidad mental, la determinación feroz, una actitud de nunca darse por vencida lo que motiva a Brenda a dar lo mejor de sí cada día.

La familia de Brenda ha superado reveses y hasta falta de vivienda en el pasado. Hoy, manejan con orgullo uno de los lugares de comida mexicana más exitosos en el Valle Imperial.

Nana’s Kitchen se ha convertido en una parte integral del área de Imperial muy unida, y se puede ver a su equipo regularmente en una amplia variedad de eventos comunitarios y servicio de catering.

Las empresas propiedad de mujeres continúan siendo la luz que brilla en el mundo de los negocios. Según el Centro de Investigación Sobre los Negocios de Mujeres, las empresarias generan $2.3 billones para la economía estadounidense y emplean a más de 18 millones de personas.

Hay un 114% más de mujeres empresarias hoy que hace 20 años. Por cada 10 hombres emprendedores, hay 7 mujeres emprendedoras.

Entre varios de los favoritos de los clientes, los fanáticos de los tacos de guisado de Nana’s hacen que la caja registradora suene desde que se abre hasta que se cierra.

Brenda Estrada y sus hermanos, Héctor, David y Jesús, tuvieron una vida estable en Mexicali, México, hasta la muerte de su padre. Fue entonces cuando su madre, Carmen Núñez, decidió mudarse a Calexico donde hicieron una nueva vida a pesar de los desafíos que tuvieron que enfrentar.

“Cuando llegué al Valle Imperial ahí empezó mi vida en el comercio porque mi mamá trabajaba en diferentes lugares y desde chiquita me empezó a gustar el comercio y vender para poder ganar dinero para ayudarla”, dijo. “Mi mamá y mi hermano trabajaban en restaurantes y un día decidimos crear nuestra propia historia juntos como familia y comenzamos a vender tacos por todo el Valle Imperial. Hacíamos 100 tacos al día para vender y no regresábamos a casa hasta que los habíamos vendido todos”.

Mientras Dios les abría más puertas, la familia inauguró su primer restaurante dentro de una tienda en Imperial. Y a pesar del éxito, necesitaba decidir si continuar o no, ya que no tenía experiencia en dirigir o administrar un negocio.

“Si eres chef, por muy bueno que seas, no es bueno cocinar para ti; la alegría está en cocinar para los demás – es lo mismo con la música…”

Durante los últimos cinco años, Dios les ha abierto muchas puertas y Nana’s Kitchen se ha convertido en un éxito. Logró ganar la elección de la gente para el mejor burrito y servicio de catering en el Valle.

“Me encanta servir a la comunidad y demostrar que si te apasiona un proyecto y te enamoras de lo que haces, puedes alcanzar el éxito.  Siempre ha sido importante para mí ayudar a mi madre y a mi hermano. Como madre soltera, fue difícil para ella venir a un país y arreglárselas sola.  Mi sueño siempre fue ayudarla para que no tuviera que trabajar mucho. Nunca imaginé que un restaurante nos uniría como familia. Mi hermano es el chef y mi mamá trae el sazón. Este restaurante es para mi madre, por eso se llama Nana’s Kitchen.  Mi mamá es el motor cuando me levanto en la mañana al igual que mis hijos y mi esposo. Mi sueño es que mi mamá pueda tener su propia casa y no tenga que trabajar más. Tal vez algún día podamos convertir Nana’s Kitchen en una franquicia, pero lo más importante para mí es que las mujeres, las niñas pequeñas y cualquier persona con un sueño sepan que es posible. Estar aquí y compartir mi historia de éxito significa todo para mí”.

Brenda tiene planes de expandirse y que su marca sea la más reconocida de la región.  Como hija, mujer, hermana, madre y esposa, Brenda Estrada es la definición de lo que es una historia de éxito.  Ella es un ejemplo de que se pueden romper barreras y al mismo tiempo ser luz para que los demás se conviertan en una mejor versión de sí mismos.

Check Also

U.S. Department of Labor Announces Major Safety Settlement with Dollar General

-Editorial The U.S. Department of Labor’s Occupational Safety and Health Administration (OSHA) has entered into …

Leave a Reply

es_MX
en_US