Home » BUSINESS » Imagen Comercial en México

Imagen Comercial en México

Por: Lic. Jaime Davila Gomez, Abogado

2018 fue un año de cambios profundos en el sistema de protección a la propiedad industrial en México, sobre todo en lo que respecta a marcas y otros signos distintivos. Además de la incorporación en la ley de las marcas sonoras, olfativas y hologramas, ahora también existe regulación de la llamada Imagen Comercial, que es la forma distintiva en la que un producto o un servicio es vendido o prestado en el mercado.

Al hablar de imagen comercial, nos referimos al conjunto de todos los elementos que se utilizan para distinguir un producto o servicio específico de los demás de su mismo tipo en el mercado, es decir, cumplen con la misma función de una marca. La diferencia radica en que mientras la marca es un signo concreto y perceptible por los sentidos, la imagen comercial es el cúmulo de distintos elementos que individualmente no podrían recibir protección.

Los elementos mencionados podrían ser: colores, tamaños, formas, diseños, etiquetas y/o decoración, así como muebles, elementos operativos, uniformes o cualquier otro aspecto que distinga en el mercado. La ley no limita el tipo de elementos que pueden conformar a la Imagen Comercial.

La Ley de la Propiedad Industrial trata a la Imagen Comercial como un tipo de marca, por lo que para obtener su protección hay que obtener a través del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) el registro de la misma.

La protección de esta nueva figura es importante pues protege la identidad de un servicio o producto más allá de las marcas. Es una práctica bastante común en México generar productos que se ven idénticos a productos bien posicionados de marcas muy reconocidas y simplemente utilizar como marca un nombre distinto al original, esquivando así reclamos basados en registros de marcas. Ahora, la imagen comercial puede quedar perfectamente delimitada y protegida en favor de todas las empresas que se hacen valer de ella para generar diferenciación en el mercado.

Esta figura junto con las marcas sonoras, olfativas y de hologramas, llamadas en conjunto marcas no tradicionales, colocan a México como uno de los países avanzados en el tema de protección de signos distintivos y genera opciones para que las empresas sigan innovando y protegiendo mejoras en la presentación que se hace de productos o servicios en el mercado mexicano, así como también propicia indirectamente protección al consumidor al estar éste seguro de a quién corresponde cierto producto o servicio.

Leave a Reply

es_MX
en_US