Home » LEGAL » Declaración Universal

Declaración Universal

Por: Terry Ahtziry Cárdenas Banda, abogada y catedrática.

Estamos viviendo en una época de incertidumbre donde los gobiernos se encuentran debatiendo importantes cambios para sus países. En cada parte del mundo se viven realidades diferentes. México por ejemplo ha vivido una alternancia de gobierno como ninguna otra en su historia, un partido de izquierda se encuentra ahora en la cabeza de gobierno y se esperan cambios significativos para el país, algunos que ya se han estado viendo.

Por otro lado, tenemos a los Estados Unidos que a traviesa otra realidad totalmente diferente su gobierno debate la posibilidad de financiar un muro que divida aun más sus fronteras, así como, se exige poner en debate de nuevo la prohibición del aborto tardío, debate que en México se acaba de dar en el mes de enero de 2019 pero para la legalización del aborto e ideología de género, la cual se detuvo.

En ese sentido, al observar los difíciles momentos que se están viviendo alrededor del mundo resulta oportuno revisar los momentos históricos que el mundo ha vivido en los que ha triunfado la protección al hombre y no las cuestiones políticas. El más relevante de ellos fue la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Declaración que fue elaborada por representantes de todas las regiones del mundo con diferentes antecedentes históricos, jurídicos y culturales.

La Declaración Universal de los Derechos humanos fue proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en París, el 10 de diciembre de 1948, como un ideal común para todos los pueblos y naciones. La Declaración establece, por primera vez, los derechos humanos fundamentales que deben protegerse en el mundo entero.

El preámbulo de la Declaración establece las directrices sobre las cuales se asienta la Declaración y dice así:

“Considerando que la libertad, la justicia y la paz en el mundo tienen por base el reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana;

Considerando que el desconocimiento y el menosprecio de los derechos humanos han originado actos de barbarie ultrajantes para la conciencia de la humanidad, y que se ha proclamado, como la aspiración más elevada del hombre, el advenimiento de un mundo en que los seres humanos, liberados del temor y de la miseria, disfruten de la libertad de palabra y de la libertad de creencias;

Considerando esencial que los derechos humanos sean protegidos por un régimen de Derecho, a fin de que el hombre no se vea compelido al supremo recurso de la rebelión contra la tiranía y la opresión;

Considerando también esencial promover el desarrollo de relaciones amistosas entre las naciones;

Considerando que los pueblos de las Naciones Unidas han reafirmado en la Carta su fe en los derechos fundamentales del hombre, en la dignidad y el valor de la persona humana y en la igualdad de derechos de hombres y mujeres, y se han declarado resueltos a promover el progreso social y a elevar el nivel de vida dentro de un concepto más amplio de la libertad;

Considerando que los Estados Miembros se han comprometido a asegurar, en cooperación con la Organización de las Naciones Unidas, el respeto universal y efectivo a los derechos y libertades fundamentales del hombre, y

Considerando que una concepción común de estos derechos y libertades es de la mayor importancia para el pleno cumplimiento de dicho compromiso;

LA ASAMBLEA GENERAL proclama la presente DECLARACIÓN UNIVERSAL DE DERECHOS HUMANOS como ideal común por el que todos los pueblos y naciones deben esforzarse, a fin de que tanto los individuos como las instituciones, inspirándose constantemente en ella, promuevan, mediante la enseñanza y la educación, el respeto a estos derechos y libertades, y aseguren, por medidas progresivas de carácter nacional e internacional, su reconocimiento y aplicación universales y efectivos, tanto entre los pueblos de los Estados Miembros como entre los de los territorios colocados bajo su jurisdicción.”

Después de la realidad que se vivía por 1948 los países llegaron a un común acuerdo de enunciar y proteger los derechos humanos del hombre, hoy en día parecemos haber olvidado aquel momento histórico y todos los derechos inmersos en ese documento tan transcendente. La Declaración en su artículo 1º establece que: “todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros.”

Por ello, los invito a repasar los artículos de la Declaración y recordar que todo ser humano goza de derechos humanos, todos somos iguales y debemos protegernos los unos a los otros, trabajar como una fraternidad en busca del reconocimiento y protección de los derechos de todos los seres humanos sin importar nacionalidad, genero, edad, capacidad o raza.

Leave a Reply

es_MX
en_US