Home » Opinion » México vive horas cruciales

México vive horas cruciales

Por: Arq. Victor Hermosillo, Senador en México. 

Los mexicanos estamos a punto de definir dos grandes asuntos que marcarán el rumbo de los próximos 20 años. Se trata de la conclusión de la renegociación del NAFTA y la elección presidencial en julio de este año.

No es nuevo que, en medio de un proceso electoral en cualquier parte del mundo haya cierto grado de incertidumbre, sobre todo en un México acostumbrado a crisis económicas que cada 6 años vivíamos con gobiernos priistas durante el siglo XX hasta la transición en el 2000 cuando con un manejo responsable de la economía, nos alejamos de los problemas sexenales.

Sin embargo, en los últimos 12 años la política mexicana se ha enfrentado al fenómeno del populismo de Andrés Manuel López Obrador, ex jefe de gobierno de Ciudad de México (2000-2005), que utilizando un discurso de falsas promesas atractivas para un público pero difíciles de cumplir, busca ser presidente de México desde el año 2006 aprovechándose de la división de la sociedad que él ha fomentado.

Curiosamente, López Obrador, hoy candidato de MORENA y puntero en las encuestas, conecta con el mismo perfil de electores que llevó a la victoria a Donald Trump: ciudadanos irritados que añoran una vieja economía; aquellos que desean un Estado regulador y benefactor con reservas al libre comercio, y que ven en políticos populistas la esperanza.

Afortunadamente, el pasado 22 de abril, Ricardo Anaya, candidato de la coalición “Por México al Frente”, ganó claramente el debate presidencial y exhibió las mentiras y el perfil autoritario de López Obrador que entre otras locuras ha propuesto amnistía para criminales, cancelar la construcción del nuevo aeropuerto de Ciudad de México, y revisar los compromisos de nuestro país como el NAFTA.

Ahora México debe decidir en los próximos meses qué modelo quiere: el de López Obrador que ve al pasado retomando las prácticas caducas del viejo PRI, o el de Ricardo Anaya que con preparación, talento, honestidad y disciplina va hacia adelante.

Al mismo tiempo, se están definiendo los últimos detalles de la renegociación del NAFTA como la cláusula sunset que impone una fecha de término del acuerdo, la que exige el 50% mínimo de autopartes estadounidenses en cada auto fabricado en la región, el incremento de salario en México, y los aranceles de aluminio.

Es fundamental que se terminen las negociaciones en este mes con la intención de que se apruebe en México antes de la elección presidencial del 1º de julio, ya que, en el peor de los escenarios, un gobierno populista en México y en Estados Unidos pondrá en riesgo los acuerdos y el intercambio comercial.

Todo esto tiene a México en la incertidumbre política y social, a nuestra moneda el peso en la volatilidad y a las inversiones expectantes; tal y como sucedió en los días previos a la elección presidencial de Estados Unidos cuando nuestra moneda se cotizaba alrededor de los 18.25 pesos por dólar y después de la victoria de Trump, alcanzó los 20.73 pesos por dólar, cancelándose algunas inversiones y posponiéndose otras.

México vive horas cruciales, el 1º de julio elegiremos al presidente que deberá implementar lo que hemos trabajado en los últimos años, votaremos por la persona que conduzca a México hacia la transición de la 4ª Revolución Industrial; además, en este año deberemos tener un NAFTA fuerte e iniciar una nueva era de crecimiento económico y desarrollo en Norteamérica.

El futuro es prometedor si decidimos bien.

Please follow and like us:

Leave a Reply

es_MX
en_US