Home » LEGAL » Derechos Humanos en México

Derechos Humanos en México

Por: Terry Ahtziry Cárdenas Banda, abogada y catedrática.

La salvaguarda de la dignidad humana y la observancia de los derechos humanos es una característica esencial de un Estado democrático de derecho que da sentido a los conceptos de libertad individual y respeto mutuo. Una institución internacional de derechos humanos promueve los derechos humanos y monitorea la observancia de esos derechos en los estados.

Por lo tanto, es importante que los países tengan en cuenta las recomendaciones y los planes estratégicos que las instituciones internacionales de derechos humanos ofrecen para la defensa de los derechos humanos. Proporcionan pautas para alcanzar objetivos específicos para detener las violaciones de los derechos humanos en diferentes países. En los últimos años, México ha luchado contra las violaciones de los derechos humanos. Asimismo, ha habido recomendaciones de diferentes instituciones internacionales como el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para abordar las herramientas de promoción que evitarán las violaciones de los derechos humanos en México.

El panorama de los derechos humanos en México es problemático, las violaciones son frecuentes. Durante el gobierno anterior, la violencia aumentó, y la violencia del narcotráfico dejó más de 60,000 muertos, como resultado de la batalla contra el crimen organizado. México lucha con una crisis de violencia y seguridad, lo que ha llevado a las autoridades a aumentar el papel de las fuerzas armadas. Esta situación ha causado más violencia y violaciones de los derechos humanos. Aumentando esta crisis con el gobierno actual.

Desde 2011, México ha tomado medidas para abordar la situación de las violaciones de derechos humanos, se han introducido importantes reformas constitucionales y legislativas. A pesar de esos esfuerzos, existe una brecha entre el poder legislativo y el judicial. A pesar del cambio de gobierno en 2012, no se han producido cambios sustanciales en términos de seguridad y niveles de violencia.

Al comienzo de la presidencia actual, el gobierno anunció el Pacto por México, el cual es un pacto que proponía el logro de 95 objetivos, entre ellos resolver el atasco político, la aprobación efectiva de las reformas institucionales y establecer estrategias para la seguridad pública. Pero a pesar de los esfuerzos, el acuerdo concluyó en diciembre de 2013 cuando el partido de centro-izquierda se negó a colaborar con la legislación sobre la revalorización de PEMEX. Pero durante 2013, el gobierno logró reformas estructurales en educación, telecomunicaciones y energía, la primera reforma fue del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Hasta 2014, el gobierno luchó contra la guerra contra el narcotráfico, con ello surgieron noticias sobre estudiantes, políticos y asesinatos de ciudadanos. Y a fines de 2014, las noticias más dramáticas fueron los eventos que ocurrieron en Ayotzinapa, Guerrero, donde la policía municipal supuestamente mató y desapareció a cuarenta y tres estudiantes de un colegio de docentes. La violencia ocurrida en Guerrero demostró la falta de seguridad en México, lo que ha provocado más desapariciones y casos sin resolución.

México debe abordar la cuestión de la promoción y protección de los derechos humanos y los recursos disponibles para alcanzar ese objetivo. El cumplimiento de la implementación de la legislación mexicana en materia de derechos humanos sigue siendo un área de preocupación que debe abordarse con urgencia. Algunos de los pasos que México debe tomar para proteger los derechos humanos son: monitorear la situación de derechos humanos del país, apoyar el desarrollo de los derechos humanos en México, investigar los abusos contra los derechos humanos en México, exponer las violaciones de los derechos humanos, presionar al las autoridades a respetar los derechos humanos, promover la observancia de los derechos humanos, facilitar las redes de comunicación, establecer relaciones con las organizaciones locales y aplicar las recomendaciones de las organizaciones internacionales.

Sin embargo, el trabajo de promover y proteger los derechos humanos no es solo una tarea del gobierno, es una tarea para todos los miembros de la sociedad, el gobierno y los ciudadanos. Tiene que ser un trabajo en conjunto entre el gobierno, las instituciones públicas, las organizaciones privadas, las organizaciones sin fines de lucro y los ciudadanos.

Please follow and like us:

Leave a Reply

es_MX
en_US