Home » FINANCE » La Carrera de la Rata

La Carrera de la Rata

RAT RACE

Por: Ellie Burgueño

Con el título aquí expuesto no nos referimos a como cazar roedores o como divertirse observando a una rata correr en círculo, sino más bien a otro juego que es mucho más serio: el juego de la vida. La frase de “La Carrera de la Rata” sintetiza un concepto que el autor Robert Kiyosaki hizo famosa a partir del libro titulado “Padre Rico Padre Pobre”.

Dicho libro se enfoca en el aspecto financiero de la vida de algunas personas y  aquella situación en la que los gastos tienden a crecer al mismo ritmo en que aumentan las ganancias. Cuanto más se gana, más se gasta, y al continuar el ciclo, muchos pierden toda una vida jugando y mueren atorados sin poder escapar de esta carrera sin fin.

Creo que la influencia de la sociedad en que vivimos, las enseñanzas aprendidas tanto en el aula de estudios como en la casa, nos han enseñado a vivir de esta manera: se crece, se estudia una carrera con demanda de trabajo para calificar para un empleo con un sueldo suficiente para subsistir, o al menos vivir cómodamente, pagar una casa a un plazo de 30 o 40 años, jubilarse y morir, repitiendo este ciclo de vida y conformidad por generaciones.

Tanto en nuestra vida personal como en nuestra vida financiera, nuestros deseos y los escenarios que se nos presentan nos llevan a tomar decisiones y a elegir determinadas direcciones en la vida, ya sean decisiones tales como: ¿qué estudiaremos?, ¿con quién nos casaremos?, o ¿cómo viviremos? Existen diversas creencias originadas en frases antiguas, muy nocivas para las finanzas personales de quienes creen en ellas ya que se colocan en una posición de observadores, donde lo material tiene una connotación negativa y limitante.

La carrera de la rata, sintetiza la figura de un ratón corriendo dentro de una rueda, sin poder salir de ella. Aplicado a las finanzas hablamos de la situación en la que, por ejemplo, se pide prestado para comprar una casa, después un carro, luego para ampliar la casa, después para viajes y otras cosas, de tal manera que se vive anclado a las deudas por 30 años o más o por toda una vida, debido a la falta de educación financiera y a los hábitos transmitidos de generación en generación, impidiéndoles crear activos.

Personas tan financieramente exitosas como John D. Rockefeller comentaron: “La cosa más importante para un hombre joven es establecer un crédito, una reputación y un carácter.” Sin embargo, tristemente hoy en día, además de haber muchas personas atoradas en “la carrera de la rata” por siempre, existen gran cantidad de personas en las comunidades latinas en Estados Unidos quienes lejos de practicar esta premisa citada por Rockefeller, se encuentran hundidas en deudas y con un crédito arruinado y casi irreparable.

Adquirir bienes innecesarios o que están lejos del alcance del bolsillo, comprados bajo crédito, saturando las tarjetas para después dejar de pagarlas, es algo que algunas personas practican. Tanto en México como en Estados Unidos, esta situación vulnera aun a más a la gente quienes en su mayoría viven de la asistencia pública, cuentan con muy bajos ingresos o quienes al querer comprar una casa, un auto u obtener un préstamo para un negocio son inevitablemente rechazados debido a su pésimo historial crediticio.

FINANCIAL FREEDOM-ESCAPING THE RAT RACESalir de un agujero financiero o de la carrera de la rata no es sencillo pero tampoco imposible, todo inicia con las creencias y las acciones aunadas con las mismas. En pleno siglo XXI existen grandes oportunidades de desarrollo personal y libertad financiera si se siguen los pasos que muchos, quienes han logrado el éxito, han seguido.

Considero que para una persona con problemas de crédito el primer paso será tomar acción para repararlo y partir de ahí.

Tener libertad o éxito financiero no implica convertirse en multimillonario, o tener múltiples bienes. Mucho dinero puede ayudarnos a tener libertad financiera, sin embargo lo que deberíamos cuestionarnos es: ¿Realmente necesito ser millonario para lograr mi libertad financiera?

No es necesario amasar una gran fortuna para ser financieramente libres, lo que es necesario es conseguir ingresos pasivos suficientes para cubrir nuestro costo de vida diario.

Poniendo en práctica lo que se ha dicho por grandes pensadores acerca del ser humano, de su naturaleza insatisfecha, y de su capacidad inexplotada, podemos decir que éxito consiste en la realización progresiva de metas predeterminadas.

Siendo más consciente de tus finanzas y tomando un plan de acción que te permita lograr alcanzar esas metas predeterminadas, gradualmente y paso a paso, utilizando aquellos talentos escondidos y sacando las energías reservadas, te permitirá percibir la vida con una visión de esperanza que cambie tu destino hacia un futuro mejor, donde también sea posible gozar de libertad financiera.

Please follow and like us:

Leave a Reply

es_MX
en_US