Home » LEGAL » PREDICCIÓN DE LA VIOLENCIA: ¿HAY ALGUNA COSA QUE PUEDA HACER LA LEY?

PREDICCIÓN DE LA VIOLENCIA: ¿HAY ALGUNA COSA QUE PUEDA HACER LA LEY?

veronicabluesuit

Por: Veronica Henderson, Abogada.

Cuando la violencia golpea a una comunidad, hace que la gente se pregunte si hay algo que se pueda hacer para prevenirla. ¿Se puede predecir y detener la violencia antes de que suceda? ¿Se les puede impedir a las personas violentas involucrarse en actos de violencia?

Recientemente, la comunidad de El Centro experimentó al menos 6 personas quienes perdieron la vida ante la violencia, todo ello en el lapso de unas semanas. Cuando ocurren estas tragedias, la esperanza es que podamos aprender maneras de evitar que vuelvan a suceder.

La película, “Minority Report”, contó la historia de un mundo en el que los agentes “Pre-criminal” detuvieron los actos de violencia antes de que ocurrieran. Ellos fueron capaces de determinar quién iba a participar en tales actos. Por supuesto, esto era sólo una historia ficticia. En el mundo real en el que todos vivimos, contamos con criminólogos y psicólogos para darnos una idea de los predictores de la violencia. Richard A. Berk, profesor de Criminología y Estadística de la Universidad de Pensilvania, junto con algunos colegas, creó un algoritmo que buscaba predecir quién iba a matar o a ser asesinado. En los grupos de alto riesgo, se predice que 1 de cada 100 personas experimentará muerte violenta. Sin embargo, el algoritmo creado por el Prof. Berk fue capaz de identificar 1 de cada 8 individuos de este tipo, dependiendo de sus características. Los dos factores más importantes en la determinación de un futuro asesino fueron los tipos de crímenes cometidos anteriormente y la edad en la que fueron cometidos. Cuanto más joven es el individuo y más graves son sus actos criminales previos, mayor es la probabilidad de homicidio. Otros investigadores ampliaron la base de conocimiento, encontrando que hay cinco factores que distinguen a las personas que cometen homicidio de las que no. Una vez más, la edad se destacó como un factor significativo. Otros cuatro puntos comunes en las personas que cometieron homicidios fueron (1) un coeficiente intelectual significativamente menor; (2) barrio violento; (3) mayores percepciones de vivir en un barrio caracterizado por desorden, y (4) alta prevalencia de armas.

CRIME SCENEEstos estudios ayudan a disipar la creencia de que los asesinos son todos psicópatas o personas mentalmente enfermas, a pesar de que un cierto subconjunto de esa población ciertamente lo son. Otros factores sociológicos contribuyen a la ecuación.

Dado lo que sabemos, o al menos pudiéramos saber, ¿puede la ley entrar? Por ejemplo, si los jóvenes son más propensos a ser los perpetradores y las víctimas de la muerte violenta, ¿deben los tribunales intervenir para detener a un joven violento después de que comete un crimen, pero antes de que asesine? ¿Deberían los adultos jóvenes (por ejemplo, de 18 a 24 años) ser tratados de manera diferente que los adultos mayores que cometen delitos?

Nuestro sistema no está preparado para abordar adecuadamente estas realidades sociológicas. Correctamente, preservamos los derechos fundamentales del debido proceso; se presume inocente hasta que se demuestre su culpabilidad. A un menor se le dan los beneficios de la rehabilitación en el sistema de justicia juvenil.

Para aquellos que han sucumbido a la violencia, la pregunta para sus amigos y familias, sin duda, será: “¿Podríamos haber hecho algo para evitar esto?” ¿Podría la víctima estar viva si alguien hubiera intervenido de alguna manera?

Aunque las respuestas no son fáciles de conseguir, una cosa es cierta. Todos debemos prestar atención a lo que nos rodea, con quien nuestros amigos y familiares se ponen en contacto, y tomar medidas cuando las señales de advertencia son evidentes. De esta manera, todos podemos participar en la prevención del delito.

 

Please follow and like us:

Leave a Reply

es_MX
en_US